Seleccionar página

La Unión Europea excluye al sector del libro de la normativa sobre morosidad

La Unión Europea excluye al sector del libro de la normativa sobre morosidad

La Federación Europea e Internacional de Libreros (EIBF) se unió ayer a la Federación de Editores Europeos (FEP) para aplaudir la aprobación ayer, 23 de abril, por el Parlamento Europeo del informe Lucha contra la Morosidad en las Transacciones Comerciales.

Según la Federación de Editores Europeos, con motivo de la celebración en 2024 del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor , «el informe aprobado contiene enmiendas cruciales a la propuesta original de la Comisión Europea que excluyen al sector del libro del ámbito de aplicación del reglamento sobre morosidad, reconociendo su estructura única y la necesidad esencial de flexibilizar las condiciones de pago para garantizar un panorama literario rico y diverso en toda Europa».

Entre otros cambios, la nueva legislación pone un tope estándar de 30 días a la mayoría de las transacciones B2B. Pero, como expresa la EIBF, «el informe aprobado contiene enmiendas cruciales que excluyen al sector del libro del ámbito de aplicación del reglamento sobre morosidad, reconociendo su estructura única y la necesidad esencial de condiciones de pago flexibles».

Según los editores, el texto que se ha aprobado reconoce que los libros son lo que la federación denomina «bienes de lento movimiento y productos culturales», dejando que las condiciones de pago en el sector del libro se definan no por esta legislación, sino por «acuerdo entre las partes interesadas».

Esta exención es un reconocimiento de que, en el negocio del libro, «los plazos de pago largos y la plena libertad contractual son la norma y no constituyen un síntoma de disfunción o abuso», expresa la FEP. «Sin este reconocimiento fundamental, el reglamento habría constituido una amenaza para el funcionamiento básico de toda la cadena de valor del libro europeo, allanando el camino para una drástica reducción de la variedad y riqueza literaria de las librerías».

En la Federación Europea e Internacional de Libreros, sus responsables afirman que han «trabajado incansablemente junto con los socios del sector editorial para poner de relieve la importancia vital de unas condiciones de pago flexibles en la cadena de valor del libro, con el fin de mantener una rotación de existencias óptima a lo largo del año, garantizando al mismo tiempo un flujo de caja saludable para las librerías y asegurando que se satisfacen las necesidades de los consumidores».

«Estamos agradecidos a los miembros del Parlamento Europeo por su compromiso y apoyo, que ha llevado al resultado positivo de hoy para nuestro sector», han añadido.

Deja una respuesta