Seleccionar página

Tribuna: ¿Por qué contratar a un profesional de la corrección?

Tribuna: ¿Por qué contratar a un profesional de la corrección?

Sofía Rodríguez, fundadora de la Asociación de Correctores de Textos del Perú (Ascot Perú) responde a las dudas de editores que se preguntan por qué contratar a un corrector y defiende el papel de estos profesionales en el mundo editorial y digital.


Sofía Rodríguez

En muchos ámbitos se ignora cómo es un proceso editorial, por ejemplo, para publicar un libro o una revista. De igual forma, en muchos lugares se desconoce qué implica la labor de corrección ni se entiende la necesidad de incorporarla en este proceso. ¿Por qué hablo de necesidad? En estas líneas, intentaré responder por qué contratar un corrector; además de explicar por qué no son válidas tres afirmaciones que se oyen cada vez con mayor frecuencia.

«Escribo bien y mis redactores tienen posgrados»

¡Felicitaciones! Sin embargo, debo decirle a esta persona que tal vez dirige un diario, una editorial o una agencia de comunicaciones, que todo escrito necesita una revisión exhaustiva antes de su publicación. Por más cuidada que sea la escritura de alguien, este no puede ver más allá de la belleza de su creación, porque se siente tan identificado con su redacción que no advertirá falla alguna. No me estoy refiriendo acá a la autocorrección, en la cual el autor relee su texto y hace enmiendas de todo tipo, generalmente después de un tiempo; justamente lo que escasea en los medios periodísticos, por ejemplo.

Y algo más: quien escribe no suele reconocer sus fallas gramaticales o de otro tipo porque no tiene ojos entrenados para hacerlo:

«[Quien corrige] ha de ser una persona distinta del autor, pues este último ya tiene asumido el texto tal como es y pasa fácilmente por alto no solo errores gramaticales y ortográficos, sino también erratas».

«Lo que importa es la ortografía»

Se cree que la herramienta de Office llamada corrector ortográfico es suficiente para publicar un texto. Nada más lejos de la verdad, pues todo texto, sea un artículo científico, un libro, una obra literaria, una página web, un folleto o banner, etc. requiere pasar por un estricto control de calidad.

La ortografía es uno de los aspectos que se verifican en la corrección profesional. Esta labor implica la revisión ortográfica, ortotipográfica, sintáctica, gramatical, léxica, textual y de estilo. Como este trabajo es integral y exhaustivo garantiza la calidad de las publicaciones.

«De todas maneras el libro se venderá (o harán clic

Aunque es frecuente oír esta afirmación, pienso que quien compra un libro o un diario ―o hace clic en una web― merece recibir un texto claro y bien escrito. Los profesionales de la corrección son los primeros lectores de una publicación; se capacitan para enmendar errores y erratas, para adaptar el lenguaje a los diversos públicos. En suma, su trabajo consiste en que los lectores reciban un texto que se entienda, que «alcance el objetivo que pretendía su creador: emocionar, divertir, formar, vender, etc.», como dice en el sitio de la UniCo.

En conclusión, la corrección se debe a los lectores; por ello, las casas editoras, diarios, revistas, instituciones o empresas que publiquen textos deben considerar la necesidad de contar con uno o más profesionales de la corrección.


Sofía Rodríguez es una correctora peruana, apasionada por el lenguaje como forma de comunicación; cree que la escritura es un derecho y no el privilegio de un grupo de élite. Estudió Lingüística, aunque toda su experiencia profesional se ha orientado hacia las publicaciones: escribe, corrige y edita; además dicta cursos y talleres. Es fundadora de la Asociación de Correctores de Textos del Perú (Ascot Perú) y vive en Lima, a orillas del Pacífico.

Deja una respuesta