Seleccionar página

El sector editorial en Francia disminuye 2,3 % durante 2020

El sector editorial en Francia disminuye 2,3 % durante 2020

El Syndicat National de l’Édition (SNE) ha publicado las cifras del sector editorial en Francia y ha subrayado «la excepcional capacidad de resiliencia del libro».


Tras la celebración de la Asamblea General, el SNE ha registrado unas ventas por parte de las editoriales francesas de 2.740 millones de euros en 2020. Una cifra que supone un moderado descenso de 2,3 % con respecto a las cifras de 2019. En medio de una crisis sanitaria sin precedentes, se han vendido en el país vecino 422 millones de ejemplares durante el pasado año.

Las cifras del sector

Este descenso está marcado por fuertes disparidades entre los segmentos editoriales. Las cifras muestran que se trata de una caída contenida si se tiene en cuenta el cierre de los puntos de venta físicos durante los largos períodos de bloqueo. Algunos sectores experimentaron un fuerte crecimiento, en particular el cómic y la novela gráfica, con un ascenso de 6 % (impulsado por las ventas de mangas, cuyas ventas han aumentado 29 %). También han notado la elevación de consumo de los libros de apoyo escolar (con 7 % más) y el libro juvenil (+1 %).

Sin embargo, han sufrido una importante caída los libros de arte e ilustrados, cuyas pérdidas han sido de 36 %, y las guías y libros turísticos, con 59 % menos de facturación.

El libro literario, que constituye el segmento editorial con más valor y que ocupa 22,4 % de cuota de mercado, ha aumentado su facturación 2,4% en el último año. Por otro lado, mientras que los libros prácticos han perdido 7,2 % de ventas, los libros de salud han aumentad 7,5 %. También los libros de cocina (especialmente los de recetas) han facturado 15,8 % más.

La edición en digital generó unas ventas de 263,5 millones de euros si combinamos todos los soportes y categorías editoriales juntas. Una cifra que supone 13,5 % más que en 2019.

La crisis sanitaria tuvo un papel importante en el papel internacional de las editoriales francesas. La venta de derechos internacionales se contrajo 3,5 % respecto al año anterior. Se vendieron derechos de traducción de 14.021 títulos a lo largo del año.

También la producción editorial se ha visto afectada. Se publicaron 97.326 títulos en 2020, un 9,1% menos que el año anterior, cuando se sobrepasaron sin problemas los 100.000 títulos producidos. La producción en número de ejemplares cayó un 11,6%. Se imprimieron 456 millones de copias en 2020, un descenso significativo frente a los 516,8 millones de 2019. Se ha retrasado también la publicación de nuevos lanzamientos, que disminuyeron un 15 % respecto al año anterior.

Por último, se generó un 1,06% más en derechos de autor, que representaron en 2020 una media del 10,9% de lo facturado por los editores en 2020 frente al 10,5% del 2019.

«Los libros y la lectura son bienes esenciales»

Como señaló Vincent Montagne, presidente de la SNE:

«Las cifras de la edición en 2020 reflejan la vida y las preocupaciones de los franceses en este período de crisis sanitaria: la necesidad de leer para aprender, comprender, estudiar en casa, entretenerse, cocinar… El cierre de las librerías durante tres meses y medio podría haber sido un desastre para nuestro sector, pero los repuntes excepcionales del verano y de finales de 2020 atestiguan el apoyo inquebrantable de los franceses al libro y a los libreros. La pandemia ha permitido a todo el mundo darse cuenta de que los libros y la lectura son bienes esenciales y son cuestiones de la sociedad. Todos nosotros, autores, editores, libreros, bibliotecarios y lectores, no podemos sino alegrarnos de la decisión del presidente de hacer de la lectura una causa nacional de primer orden en 2021».

Todas estas cifras y las explicaciones más detalladas pueden encontrarse en su totalidad en el informe estadístico del SNE Chiffres de l’édition, en el que se agregan datos de una encuesta realizada a unas 160 casas editoriales (que representan más de 650 marcas editoriales). Esta encuesta es la única que mide la actividad real de los editores en términos de valor ventas netas de devoluciones y netas de descuentos y de volumen, tanto en papel como en digital. También tiene en cuenta los cambios en las ventas entre empresas. Este informe estadístico incluye una sección medioambiental con datos sobre el tonelaje de libros transportados por los distribuidores.

Deja una respuesta