Seleccionar página

Nace la Red Estatal de Ferias del Libro de España sin la presencia de las ferias de Cataluña, Euskadi o Galicia

Nace la Red Estatal de Ferias del Libro de España sin la presencia de las ferias de Cataluña, Euskadi o Galicia

Hay ferias del libro grandes y pequeñas, se realizan en diferentes épocas del año, congregan a todos o a parte de los gremios de la cadena del libro, son de titularidad privada o pública, tienen más o menos programación cultural, pero algo las une: la voluntad de estimular la lectura y dinamizar la venta de libros en un entorno cambiante en el que la palabra escrita sigue siendo uno de los valores culturales más confiables.

Por eso, los responsables de 19 ferias del libro de toda España (Almería, Burgos, Castellón, Gijón, Huelva, León, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Palencia, Santander, Sevilla, Tenerife, Teruel, Torremolinos, Valencia, Valladolid y Zaragoza) han creado la Red Estatal de Ferias del Libro, un espacio no formal, abierto y diverso en el que trabajar y, en su caso, avanzar hacia nuevas alianzas que partan de la experiencia. Un modelo similar al de la Red Nacional de Ferias del Libro de Colombia

Las ferias que integran la Red representan la magnífica diversidad de modelos de ferias del libro de España, espacios que son fundamentales para el fomento de la lectura, y la difusión y comercialización de los libros, y en que los que interactúan —dependiendo del formato—, librerías, editoriales, distribuidoras, instituciones públicas y actores culturales plurales. Sin las ferias, muchos actores del sector verían disminuidas sus opciones de supervivencia.

A pesar de esas diferencias, todas comparten objetivos, retos, tareas y necesidades; «prestan un servicio a las comunidades a las que pertenecen. Sin renunciar a su espíritu comercial, cada vez más son agitadoras culturales», tal y como reflejan en el texto en el que las ferias han expresado el sentido de esta nueva Red.

Uno de los objetivos de esta Red es «avanzar hacia nuevas alianzas que partan de la experiencia y fundamentalmente con el gran objetivo de estimular la lectura y dinamizar la venta de libros en un entorno cambiante en el que la palabra escrita sigue siendo uno de los valores culturales más confiables».

La directora de la Feria del Libro de Valladolid, Amparo Herrero, ha hablado de la importancia de esta nueva red como «un instrumento útil que permitirá compartir experiencias y establecer sinergias que permitan mejorar la experiencia en nuestra ciudad». Por su parte, Eva Orué, directora de la Feria del Libro de Madrid ha afirmado «sin nosotras, algunos eslabones del sector lo tendrían difícil para salir adelante. Por eso, porque somos conscientes de nuestra relevancia, vamos a colaborar estrechamente sabiendo que todas somos una gran Feria del Libro».

Por todo ello, han decidido trabajar juntas en la seguridad de que, haciéndolo, podrán compartir información sobre la cadena del libro y sus protagonistas, pero también sobre esas otras responsabilidades que asumen: montaje, relación con las administraciones públicas, gestión cultural, etc. La idea es no solo conocerse mejor, sino «establecer acuerdos y explorar la posibilidad de colaborar puntualmente o crear alianzas estratégicas, así como intercambiar información sobre proveedores, programas de actividades…». La Red permitirá mejorar los manuales de buenas prácticas y la sostenibilidad de las ferias implicadas.

Por último, creen que, juntas y diferentes, las ferias en red podrán avanzar hacia una interlocución con instituciones de carácter estatal.

Esta Red Estatal de Ferias del Libro nace como suma de voluntades y aspira a sumar más responsables de ferias a este tejido dinámico que tiene la vocación de constituirse en un «espacio de transparencia y profesionalidad, de tal forma que los diferentes actores de la cadena del libro y los tejidos profesionales y culturales con los que interactuamos dispongan de una herramienta útil para interlocuciones y planteamientos con las diferentes Administraciones Públicas, y para que todos nuestros interlocutores posibles tengan un punto de referencia».

Aún así, y pese a contar con una de las grandes ferias de referencia del estado español como es la Feria del Libro de Madrid, no podemos dejar de echar en falta en esta nueva red a las ferias del libro con una gran importancia en el ecosistema del libro de España como las de Cataluña, Euskadi o Galicia.

Deja una respuesta