Seleccionar página

Planeta vuelve a pescar en casa de Penguin a través del Premio Nadal

Planeta vuelve a pescar en casa de Penguin a través del Premio Nadal

Como manda la tradición, la noche del 6 de enero, tras haber recibido la visita de los Reyes Magos, es la noche del Premio Nadal, el galardón más longevo de las letras españolas que este 2024 ha celebrado 80 años en el Hotel Palace de Barcelona. El escritor vallisoletano César Pérez Gellida ha ganado el Premio Nadal con Bajo tierra seca, un thriller rural ambientado en la Extremadura de principios del siglo XX. El jurado lo han formado en esta edición los escritores Inés Martín Rodrigo, Care Santos, Andrés Trapiello, Lorenzo Silva y el editor de Destino, Emili Rosales.

Asimismo, Jaume Clotet ha ganado el Premi Josep Pla con La Germandat de l’Àngel Caigut, otro thriller, este actual, con toques históricos, en el que un monje de Montserrat y una mossa se ven atrapados en una trama que se remonta a los templarios y hará que los cimientos de la Iglesia Católica se tambaleen.

Bajo tierra seca, fue presentada al premio con el título falso de Orquídeas negras. Pérez Gellida ha calificado la novela de «negra, muy negra» y con un «trasfondo político» que explora cómo la hostilidad condiciona a las personas. «Es Extremadura, 1917, en tiempos difíciles, mucha pobreza, latifundios, caciquismo y mucha hambre» cuando un teniente de la Guardia Civil tiene que investigar un incendio y la desaparición del capataz.

Con Pérez Gellida, el Nadal vuelve a premiar una novela negra, un género que cada día está más de moda y que en los últimos años pega con fuerza en los galardones literarios, nada ajenos a los intereses del mercado. El grupo Planeta, en esta ocasión a través de Destino, vuelve a pescar en la competencia premiando a un autor como Pérez Gellida que, hasta ahora, había publicado toda su obra, sus trece novelas, en Suma, sello del grupo Penguin Random House.

Por otro lado, el Premi Josep Pla ha recaído en el periodista e historiador Jaume Clotet por La Germandat de l’Àngel Caigut, otro thriller actual con elementos históricos que mezcla religión e intriga. Los protagonistas son un monje de Montserrat y una mossa d’esquadra que se enfrentan a una trama que amenaza con sacar a la luz «el mayor secreto de la la Iglesia católica».

Clotet expresó estar muy ilusionado con el premio e hizo un alegato a favor de la lectura en la entrega del premio. «Supongo que hoy me he convertido en escritor», confesó. «Ayer estaba leyendo cuentos a mis hijas, lo hacemos cada día desde hace diez años. Cuentos hablados y leídos. Es un hábito que yo recuerdo de pequeño con mi madre, cuando me dejaba leer lo que quería, ya fueran cómics o libros de Folch i Torres. Escribir es muy importante, pero leer lo es todavía más. Enseñar a las nuevas generaciones a hacerlo es lo mejor que podemos hacer», afirmó.

Deja una respuesta