Seleccionar página

La industria editorial argentina envía una carta al Congreso de la nación en defensa de la Ley del Libro

La industria editorial argentina envía una carta al Congreso de la nación en defensa de la Ley del Libro

Las entidades de la industria editorial, argentina, entre los que se encuentran la Cámara del Libro y la Cámara de Libreros y Editores Independientes, firmaron una carta dirigida a la diputados y senadores para solicitar el rechazo a la derogación de la Ley 25.542 de Defensa de la Actividad Librera, presente en el artículo 57 del mega proyecto denominado Ley Ómnibus, que se debate en el Congreso argentino.

En el documento, firmado también por la fundación El libro, organizadora de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, y la Feria de Editores, sintetizan siete puntos por los cuales ven como un «desatino» este proyecto, y principalmente enfatiza en lo errado de la justificación que da el gobierno de Milei argumentando que la ley de Defensa de la Actividad Librera, al igual que muchas otras que se pretenden derogar, representa un gasto para el Estado.

Los siete puntos son los siguientes:

  • Dicha ley no representa ningún gasto para el Estado. Sólo establece que cada productor de libros (editor) o importador fije un precio a cada título y cada vendedor (librerías, tiendas online) lo respete.
  • La ley está Vigente desde 2002 (y similar a otras, anteriores, que rigen en Alemania, Francia, España y una veintena de países), no fue impuesta por ningún gobierno, sino que se trató de un acuerdo entre todos los actores del libro.
  • Esta ley ha demostrado su influencia positiva tanto en la cantidad como en la diversidad de libros que se producen, venden y circulan. Ha generado sana competencia (los vendedores competimos por mejor servicio, atención, difusión),crea y sostiene puestos de trabajo, y fomenta la fuerza cultural del país. En nuestro caso. Los beneficios también inciden en otras áreas, como la economía del conocimiento y el importante turismo cultural del que somos receptores.
  • Según datos de la Cámara Argentina del Libro, desde la implementación de esta ley, la producción de novedades editoriales ha tenido un incremento del 200%, se ha triplicado la cantidad de librerías y han surgido más de 200 editoriales PYMES.
  • Esta ley establece reglas de juego claras y justas para todos los actores del sector. Una industria bien aumentó la cantidad de organizada obtiene mejores resultados.
  • La razón por la cual los libros sostienen un precio por encima de la inflación es porque el precio del papel ha aumentado un 70% en el último bimestre y un 300% durante el último año. El papel representa el 60% del costo del libro, por lo que resulta evidente que el problema del precio del libro viene directamente del costo del papel.
  • La experiencia internacional, sólidamente documentada, prueba que cuando se suprimen leyes semejantes los precios de los libros aumentan, no disminuyen, perjudicando de este modo a los lectores y a todos los participantes del ecosistema editorial: escritores, ilustradores, traductores, editores, correctores, diseñadores, distribuidores y librerías.

En su carta dirigida a «los representantes del pueblo en el Congreso», añadieron: «Confiamos en cada uno de ustedes, en sus experiencias personales y su formación, que los llevó a ser representantes del pueblo en el Congreso. Confiamos en que ninguno de ustedes quiere un país con menos libros. Les solicitamos, en consecuencia, que rechacen la derogación de la Ley 25.542».

Entre los firmantes, también se encuentran la Asociación Argentina de Traductores e Intérpretes, la Asociación de Dibujantes de Argentina y la Asociación de Literatura Infantil y Juvenil Argentina, las Bibliotecas Populares en lucha, la Cámara Argentina del Libro, la de Libreros y Editores Independientes, las Librerías Independientes, la de Papelerías, Librerías y Afines, la Carrera de Edición (UBA), el Frente de Soberanía Cultural y la Red de Librerías Independientes (México), entre otras cooperativas y la Unión de Escritoras y Escritores de Argentina.

Deja una respuesta