Seleccionar página

Nace la Cámara Argentina de Librerías Independientes

Nace la Cámara Argentina de Librerías Independientes

La Cámara Argentina de Librerías Independientes (CALI), nace con la misión de promocionar, estimular y fomentar la actividad cultural y comercial de las librerías independientes. La primera presidenta de esta nueva entidad será Mónica Dinerstein, responsable de la librería Tiempos Modernos.

El resto de la junta directiva estará conformada por la escritora y librera Cecilia Fanti, de Céspedes Libros, como vicepresidenta; Laura Forni, de la Librería Tren Nocturno de Banfield, como secretaria; Damián Cabeza, de La Libre; será el tesorero y el cargo de revisor de cuentas lo ocupará Tito Villar de Saint Exupéry de Bella Vista. La lista de vocales activos incluye a libreros de todo el país: Natalia Miranda (Libros del Arrabal), Carolina Elorza (Mal de Archivo, Rosario, Santa Fe), Edio Bassi (Fedro Libros, CABA), Claudia Domínguez (MG Libros, Frías, Santiago del Estero), María Eugenia Pons (Ponsatti libros, Funes, Santa Fe), Juan Pablo Armenio (Tiempo Libro, Lanús, Buenos Aires) y Marcos Almada (La Coop, CABA).

A través de un comunicado donde daban a conocer la creación de esta nueva entidad colectiva, los libreros y libreras que forman parte de la Cámara Argentina de Librerías Independientes expresaban que su objetivo es «trabajar fortaleciendo, revalorando y resignificando su papel fundamental para el conjunto del ecosistema librero presente y futuro en Argentina». Añadiendo que «la tendencia y la coyuntura hacen imprescindible que las librerías, representadas en su amplia diversidad, se sienten en la mesa de negociaciones con el resto del sector del libro y con las autoridades de gobierno, para definir políticas de fortalecimiento hacia el futuro», en una clara alusión a la compleja situación que vive el sector causada, entre otros muchos motivos, por la fuerte inflación.

Además, defendieron la importancia de las librerías independientes en el ecosistema del libro: «Entendemos la importancia que tienen las librerías no solo como puntos de ventas privilegiados por el contacto con los lectores, sino también como espacios culturales de encuentro, intercambio y vinculación con sus propios entornos. Las librerías construyen su identidad promoviendo y fortaleciendo la diversidad cultural, la bibliodiversidad, el federalismo y el constante diálogo con todo el sector».

Deja una respuesta