Seleccionar página

Solo el 22% de los autores en lengua catalana vive de la escritura

Solo el 22% de los autores en lengua catalana vive de la escritura

Ayer, se presentó en el Colegio de Periodistas, en Barcelona, el tercer estudio Escriure en català (Escribir en catalán)  de la Asociación de Escritores en Lengua Catalana, que tiene como objetivo trazar un retrato fidedigno de la situación laboral de los escritores y traductores en catalán. Coordinado por Sebastià Portell (presidente), Carme Ros (coordinadora) y Miquel Cabal (tesorero), el trabajo presenta una serie de datos relevantes y representativos sobre las condiciones laborales de los autores de lengua catalana. En el acto han participado Sebastià Portell, presidente de la AELC, y Josep Maria Codinach, representante de APLICA, empresa que ha elaborado el estudio.

El trabajo cuenta con apartados dedicados a la caracterización inicial de la muestra, la historia profesional de los encuestados, su grado de dedicación y profesionalización, la situación general de los oficios de escritor y traductor, la percepción de las administraciones, la participación en actividades literarias y las condiciones con las que se llevan a cabo, la internacionalización de la propia obra literaria, la visita a residencias literarias, la cuestión de la autoedición y la autopublicación o la colaboración con agencias literarias, entre otros.

Gracias a la participación récord del 38,8% de los asociados (665 de los 1713 socios en el momento de lanzar la encuesta), se han podido extraer datos relevantes relativos al oficio de la escritura y la traducción, algunas de las cuales son:

  • El 22% de los autores literarios se dedican a escribir o traducir de forma exclusiva. Más allá de éstos, el 60% escribe o traduce de forma regular (en el caso de los menores de 41 años la dedicación que pueden permitirse mayoritariamente es intermitente), y dedica a esta actividad entre 10 y 30 horas semanales.
  • Solo 1 de cada 4 autores percibe más del 15% de ingresos provenientes de la literatura respecto a sus ingresos totales anuales.
  • Todavía hay un 29% de los socios que nunca firma contratos editoriales o solo los firma a veces.
  • Un 21% de los autores no recibe remuneración alguna por su participación en actos literarios y festivales.
  • 3 de cada 10 traductores se dedican en exclusiva a la traducción: se dedican a tiempo completo un 30%, a tiempo parcial un 32% y esporádicamente un 37%.
  • La media de porcentaje de derechos de autor para la edición en papel es del 9,5% para los escritores y del 1,6% para los traductores.
  • El género más cultivado por los escritores es la narración corta. El 62% escribe y más de la mitad de los escritores cultivan novela, poesía y artículos de prensa.
  • Solo un 32% de los autores negocia los contratos, aunque entre el 65% y el 69% de quienes sí lo hacen tienen éxito la mayor parte de las veces.
  • El 41,6% de los escritores ha visto alguna de sus obras traducida a otras lenguas, mayoritariamente al castellano (81%), pero también al inglés (33%), francés (31%) e italiano (24 %), entre otros.
  • En el 92% de los casos, el nombre del traductor aparece en las traducciones publicadas (un 60,6% aparece en la cubierta, concretamente) y un 46% ejerce de prescriptor frente a los editores.
  • La traducción significa para los traductores mayoritariamente un trabajo, mientras que para los escritores, escribir significa sobre todo una forma de vida.

El estudio Escriure en català aporta estos y muchos más datos, y se encuentra disponible desde hoy en la página web de la AELC, donde se puede consultar el resumen ejecutivo del trabajo, que tiene 48 páginas. Uno de los principales objetivos de la AELC es la defensa de los derechos profesionales, culturales y lingüísticos de los autores, y el primer paso para conseguirlo implica tener un conocimiento profundo sobre la situación de los asociados.

El estudio cuenta con el patrocinio de CEDRO y el soporte de la Institución de las Letras Catalanas.

Deja una respuesta