Seleccionar página

La Feria del Libro de Madrid asigna las 358 casetas de su 83ª edición

La Feria del Libro de Madrid asigna las 358 casetas de su 83ª edición

La Feria del Libro de Madrid celebró ayer el sorteo anual a partir del cual queda repartido el espacio expositivo disponible a lo largo del Paseo de Fernán Núñez (Paseo de Coches de El Retiro). En la que será su 83ª edición, que tendrá lugar del 31 de mayo al 16 de junio, la Feria estará compuesta por 358 casetas.

Tras dar la bienvenida a los asistentes, la directora de la Feria del Libro de Madrid, Eva Orúe, ha agradecido a su equipo el esfuerzo realizado para dar cabida a todas las solicitudes recibidas que cumplen el Reglamento, que vuelve a ser polémico,  de la 83ª edición y para que el sorteo pueda realizarse con mayor antelación que en ediciones anteriores. «Durante cinco semanas ha trabajado, básicamente, para verificar los datos aportados por los aspirantes a expositores y proporcionarnos datos fiables para que tanto la Comisión Organizadora como la dirección de la Feria adopten decisiones razonadas», ha explicado Orúe.

Del total de casetas, 117, el 32%, estarán ocupadas por librerías, 59 de las cuales son especializadas; y 212 (59%) serán para editoriales. Un dato curioso tratándose de una feria organizada por la Asociación de Librerías de Madrid. Por supuesto, la Feria del Libro de Madrid, informa de que habrá muchos más sellos editoriales en la Feria, ya que faltan por sumar aquellos que estarán representados por librerías, gremios, universidades y distribuidoras… Pero lo que olvida en su comunicado es que habrá muchos sellos que, queriendo estar, no estarán presentes como ya ocurriera en la edición anterior.

En el centro del Paseo de Coches, como en la edición anterior, se mantiene la Plaza de la Ciencia y las Universidades, en la que se instalarán los servicios editoriales de varias universidades, la Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE) y la del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Todas ellas se suman a las 358 casetas situadas en línea.

Se mantiene también la Plaza de los Gremios y las asociaciones de editores. Allí estarán ubicados los representantes de Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla y León y Murcia.

Según reza el comunicado de la feria, esta «fiel a su espíritu bibliodiverso y al compromiso de dar cabida a los proyectos editoriales más pequeños, la Feria vuelve a contar con ‘Indómitas’ —un espacio dedicado a acoger a unas 40 editoriales que se encuentran fuera del circuito comercial habitual y en las que el arte es el denominador común—, durante dos fines de semana en esta edición».

Y continúa «Como novedad, la Feria dedica una construcción modular de forma octogonal a 15 sellos que tienen en catálogo entre 25 y 79 títulos y que se alzará entre las oficinas de la organización Feria y el estand de RTVE. Se trata de un espacio compartido con sus propias zonas de firmas, ubicadas en los cuatro chaflanes, y en el que cada editorial contará con un espacio de 1m de exposición».

Espacios dedicados a acoger, pero no especialmente acogedores, otra vez en tierra de nadie, en mitad del paseo. Sí, en ese espacio donde en un no tan lejano 2021, primera feria postpandemia ─pero con restricciones─ se estableció un pasillo central que albergó a las editoriales independientes y que fue motivo de airadas quejas contra el entonces director de la feria Manuel Gil. Como ven, los nombres cambian, los problemas persisten, y más si son de espacio.

En la zona central del paseo también se ubicarán las casetas de los gremios de editores y de las universidades. Mientras los espacios expositivos de los primeros mantienen el diseño de la edición anterior —casetas contrapeadas paralelas a las casetas en línea—, las destinadas a las universidades irán abiertas por los dos lados y en perpendicular a las alineadas en el Paseo de Coches. Asimismo, en la zona central se situarán algunas construcciones que guardan relación con el tema central que vertebra la programación de este año, el deporte.

Sin embargo, este año, también habrá alguna ausencia que se notará, como la de la revista Publishers Weekly en Español, con la que la feria no ha querido firmar un nuevo acuerdo debido «a los problemas que generó vuestra presencia en la Feria del Libro de Madrid 2023» según comunicaba la propia Eva Orué a la revista a inicios de año. Una ausencia que privará al público en general de escuchar la voz de los autores presentes en la feria y, a estos, de un espacio extra donde charlar relajadamente sobre su obra y continuar con la promoción de la misma.

Durante la próxima semana se publicará en la web de la Feria del Libro de Madrid el listado completo de expositores de su 83ª edición.

Deja una respuesta