Seleccionar página

La Conferencia de Libreros de Sharjah presenta un programa práctico y ofrece más oportunidades de establecer contactos

La Conferencia de Libreros de Sharjah presenta un programa práctico y ofrece más oportunidades de establecer contactos

Escuchar a expertos del mercado editorial y estrechar relaciones de manera informal. Estos fueron los principales objetivos de la 3ª edición de la Conferencia de Libreros de Sharjah, que reunió durante dos días a 550 profesionales, entre libreros, editores y distribuidores de 76 países.

Repitiendo el formato de mesa redonda -que sin duda ayuda a la creación de redes y al intercambio de ideas-, la conferencia comenzó con la presencia de Sheika Bodour Al Qasimi, presidenta de la Autoridad del Libro de Sharjah, quien en su discurso destacó la importancia y el poder de la colaboración entre todos los eslabones de la cadena del libro. «Solo trabajando juntos podremos asegurar el futuro de nuestra industria».

Bodour también hizo un llamamiento a editores, distribuidores y libreros para que se mantengan abiertos e interconectados en un momento en que el sector se enfrenta a rápidos cambios tecnológicos, cambios en las preferencias de los consumidores, una intensa competencia en línea y presiones económicas.

Adoptar los cambios y las nuevas tendencias

No hay nada más apropiado para una conferencia de libreros que compartir historias de éxito. Por eso el programa comenzó con una conversación entre Andrea Giunti, vicepresidente ejecutivo de la librería italiana Giunti, y Porter Anderson, redactor jefe de Publishing Perspectives.

Con una historia que comenzó en 1841, la cadena de librerías italianas cuenta actualmente con 267 tiendas en todo el país. Su alcance es tan grande que uno de cada diez libros en Italia lo vende la cadena. «Nuestra misión es difundir la cultura y acercar a la gente a los libros», resume Andrea.

Giunti ─que también tiene una rama de distribución─ abre entre 15 y 20 librerías al año y ha conseguido crear una comunidad entre sus lectores: tienen 4,2 millones de socios en la tarjeta de fidelidad de la cadena.

«Vender libros es también un negocio de personas», subraya Andrea cuando se le pregunta por el secreto para crear esta comunidad de lectores. «Invertimos mucho en algo que no cuesta nada y da mucho rédito: la amabilidad. La amabilidad de nuestros empleados atrae a la gente a nuestras tiendas. Sea amable con sus clientes», añade. Giunti tiene más de 1.200 empleados.

Otra de las estrategias de la cadena que puede explicar su éxito ha sido diversificar sus ubicaciones. La mayoría de las tiendas, el 67%, están en centros comerciales y, durante la pandemia, con el cierre de estos espacios, se dieron cuenta de que necesitaban estar en otro sitio y empezaron a ocupar centros urbanos y otros espacios más concurridos y públicos.

El plato fuerte de la charla fue la presentación de Giunti Odeon, una librería, cine y cafetería que abrió sus puertas en noviembre de 2023.

Ocupando el antiguo Palazzo dello Strozzino, que se convirtió en cine Odeon en 1914, la cadena renovó el espacio pero mantuvo sus características originales. Allí, los clientes compran libros durante el día y ven películas por la noche. «La idea es traer películas de distintos países, llamar a orquestas, músicos y montar un programa variado».

«Las librerías no deben ser tímidas. Hay que invertir en lo nuevo», dijo. «No nos importa si el público compra o no, queremos acercar a la gente a los libros, queremos que conozcan los libros», concluyó.

Otro punto digno de mención fueron los comentarios de Andrea sobre los servicios de streaming. «Me encanta Netflix», dijo. Andrea explicó su discurso citando el crecimiento del catálogo de streaming en relación con las películas y series extranjeras. «Ahora se hacen más películas y series de diferentes países que se emiten en estas plataformas. Esto nos acerca a otras culturas e ideas y nos despierta la curiosidad. Un ejemplo de ello son las muchas películas y series coreanas que se han estrenado recientemente. Con todo este éxito, más gente se interesa por la literatura coreana y aumentan las ventas», explicó.

Deja una respuesta