Seleccionar página

La Asociación Internacional de Editores respalda a un editor peruano en un caso de difamación

La Asociación Internacional de Editores respalda a un editor peruano en un caso de difamación

La IPA apoya al director general de Penguin Random House Perú, Jerónimo Pimentel y al autor Cristopher Acosta, tras la escalofriante sentencia por difamación dictada el lunes 10 de enero, que condena a los tres a multas de 100.000 dólares, y al director general y al autor apenas de dos años de prisión en suspenso.


El caso de difamación fue presentado por el empresario y político peruano César Acuña a raíz de la publicación de la biografía no autorizada Plata como cancha. El caso perseguía no solo al autor y a la editorial, sino también al director general de Penguin Random House Perú, Jerónimo Pimentel, quien fue condenado a dos años de prisión en suspenso y a una multa de 100.000 dólares por el juez del Trigésimo Juzgado Penal Liquidador de Lima, Raúl Jesús Vega. El autor, el periodista de investigación Cristopher Acosta recibió la misma condena.

Kristenn Einarsson, presidente del Comité de Libertad de Publicación de la IPA ha declarado que «los casos de difamación se utilizan para silenciar a autores y editores. La severidad de esta sentencia y su inclusión del director general de una editorial arrojará una oscura sombra sobre la libertad de expresión y la libertad de publicar en Perú. La comunidad editorial internacional apoya plenamente al editor y al autor en su recurso».

Según informa El País (México), el caso se refería a 30 pasajes concretos del libro, que salió a la venta en febrero de 2021 y que ya va por su séptima edición (y que seguirá disponible).

Juan Papier, investigador senior de Human Rights Watch de América, comentó en Twitter que la sentencia por «difamación» «contradice obligaciones internacionales sobre libertad de expresión». «Debe ser revertida», pidió. Por su parte, el pronunciamiento de la SIP lamenta la «grave sentencia en Perú que afecta la libertad de prensa», debido a que se siguen utilizando las demandas de figuras públicas y los procesos penales en contra de los periodistas como forma de frenar la divulgación de información crítica y de interés público. La entidad que agrupa a más de 1.300 propietarios de medios en el hemisferio pidió al Congreso de Perú una norma para dejar de criminalizar al periodismo en delitos contra el honor. El presidente de la comisión de libertad de prensa de la SIP, Carlos Jornet indicó que «cuando se trata de figuras públicas, las acciones penales transgreden la jurisprudencia internacional y suelen tener un efecto desalentador en contra de las libertades de expresión y de prensa».

Penguin Random House Perú emitió un comunicado tras la sentencia, al igual que la Cámara Peruana del Libro.

Deja una respuesta