Seleccionar página

HarperCollins se asocia con ElevenLabs para la producción de audiolibros con voces de IA

HarperCollins se asocia con ElevenLabs para la producción de audiolibros con voces de IA

HarperCollins anunció el pasado jueves, 18 de abril un acuerdo con la empresa estadounidense ElevenLabs para crear audiolibros destinados al negocio de la editorial en lengua no inglesa utilizando la tecnología de conversión de texto en voz que ha llevado a ElevenLabs a una posición destacada en este campo. El acuerdo, según informa Porter Anderson desde Publishing Perspectives, es internacional, «por lo que se extenderá a distintos mercados, incluido el Reino Unido» según palabras de un portavoz de HarperCollins al medio británico.,

Consciente, como todo el mundo en el sector editorial, de lo delicado que es el uso de voces automatizadas para la producción de audiolibros ─en lugar, por supuesto, de lectores humanos─, HarperCollins ha querido poner la tirita antes de que se produzca la herida y, así, podemos leer en su comunicado: «El acuerdo dará lugar a la producción de versiones de audio de libros seleccionados de series de gran repercusión que de otro modo no se habrían creado». No obstante, aún intentando ampararse en la producción de audiolibros que de otra manera, siempre según HarperCollins, no verían la luz, la polémica está a punto de comenzar.

ElevenLabs tiene su sede en Brooklyn, Nueva York, y ya en junio anunció su asociación con Storytel. En aquella ocasión se esperaba que la colaboración con ElevenLabs «implicara el desarrollo de voces de IA específicamente adaptadas a los principales mercados de Storytel y la producción de audiolibros narrados con IA».

En el anuncio de HarperCollins parece que la idea es seguir el mismo modelo utilizando la tecnología de ElevenLabs puede respaldar su trabajo en lengua no inglesa con el «AI Voice Changer» de la empresa estadounidense, que puede cambiar las voces en sus interpretaciones digitales.

En un comentario sobre la noticia del acuerdo con HarperCollins, Mati Staniszewski, director general de ElevenLabs, afirmó que «Estamos encantados de colaborar con HarperCollins y de que nuestra tecnología haga posible que más libros de su increíble catálogo de obras se conviertan en audiolibros». «Sin la IA, no habría tiempo ni recursos para hacerlo realidad», agregó.

HarperCollins, uno de los gigantes del mercado editorial, utilizará la herramienta ElevenLabs Projects, diseñada para editoriales y autores independientes. La herramienta puede producir un audiolibro en una hora aproximadamente, y los usuarios seleccionan o diseñan las voces que necesitan.

El debate sigue en el aire. ¿Es la IA una oportunidad o una amenaza para el sector editorial? En principio la respuesta es simple, una oportunidad que puede convertirse en amenaza según el uso que se haga de ella. HarperCollins afirma en su anuncio que «seguirá dedicando tiempo y recursos a las producciones dirigidas por actores de doblaje, que son intrínsecas a su actual estrategia de creación de audiolibros».

«El texto a voz se utilizará como una herramienta complementaria», dice la editorial en su comunicado, «para permitir un mayor número de audiolibros para las series de libros de fondo en los mercados no ingleses, lo que conducirá a una selección más diversa de títulos en el formato e impulsará el crecimiento en los mercados de audiolibros».

Mi pregunta ante esta noticia es: ¿Merece la pena renunciar a la calidad en favor de la cantidad? Es decir, en nombre de una mayor oferta ¿no estaremos dejando fuera a mucho público que puede acercarse al audiolibro por primera vez y verse decepcionado al encontrarse con una voz artificial ejerciendo de narrador?

Deja una respuesta