Seleccionar página

Europa se convierte en modelo para el resto del mundo en la regulación de la Inteligencia Artificial

Europa se convierte en modelo para el resto del mundo en la regulación de la Inteligencia Artificial

La Unión Europea ya tiene su Ley de Inteligencia Artificial (IA). Después de años de negociación, el Parlamento europeo ha dado, finalmente, hoy 13 de marzo de 2024, luz verde a la normativa ─con 523 votos a favor y solo 46 en contra─, que entrará en funcionamiento en su totalidad a mediados de 2026.

La Federación de Editores Europeos (FEP) ha expresado, a través de un comunicado de prensa, su alegría porque el Parlamento Europeo haya aprobado hoy por amplia mayoría la Ley sobre Inteligencia Artificial (IA), y expresan que «la UE cuenta ahora con normas que serán un modelo para el resto del mundo».

La Ley de IA recuerda principios básicos pero fundamentales que las empresas de IA deben respetar. Deben respetar la legislación de la UE sobre derechos de autor y asegurarse activamente de que lo hacen, aunque la IA se haya formado fuera de Europa. Por último, tendrán que ser transparentes en cuanto a los datos utilizados para entrenar su IA, que, según admiten ellas mismas, se basa en el uso de contenidos protegidos por derechos de autor.

Esta transparencia es esencial para que los editores puedan asegurarse de que sus obras no se han utilizado ilegalmente para el entrenamiento de una IA. Complementará las obligaciones existentes en materia de derechos de autor, que permiten a los titulares reservar sus derechos para los usos de sus obras en la minería de textos y datos, y apoyará el desarrollo de un ecosistema de licencias. El rápido desarrollo de la IA se basa en el uso ilegal de obras protegidas por derechos de autor, la ausencia de remuneración para los titulares de derechos y la falta de transparencia. El despliegue de la IA generativa ya ha desestabilizado el mercado, inundándolo de contenidos de IA, a menudo sin informar a los consumidores.

La Federación de Editores Europeos expresaba en su comunicado la necesidad de que «la Comisión Europea debe garantizar ahora que los titulares de derechos tengan su lugar legítimo en los debates esenciales que tendrán lugar para preparar la aplicación de la Ley de IA. Las empresas de IA no pueden estar solas para redactar recomendaciones oficiales que afectarán a nuestros sectores, y la información que deben proporcionar sobre sus datos de formación debe ayudar realmente a los titulares de derechos y ajustarse a nuestras necesidades».

Ricardo Franco Levi, Presidente de la FEP, ha declarado: «La IA como tecnología tiene un gran potencial, también para nuestro sector, pero su pecado original no podía pasarse por alto, y la UE se ha asegurado ahora de que pueda corregirse. Los abusos de las empresas de IA han sido ampliamente documentados; ya era hora de recordarles que la tecnología y la innovación deben hacerse siempre compatibles con los derechos de los demás y respetarlos plenamente».

Deja una respuesta