Seleccionar página

El Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires denuncia la exclusión de las bibliotecas bonaerenses del programa Libro %

El Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires denuncia la exclusión de las bibliotecas bonaerenses del programa Libro %

Las bibliotecas populares de la provincia de Buenos Aires han sido excluidas del programa Libro %. El programa Libro % consiste en un subsidio para la compra de libros de un 50%, una política federal que existe desde 2005. La decisión que fue tomada por las nuevas autoridades de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP).

«Desde el Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires, alertamos sobre el impacto negativo que genera la decisión de las nuevas autoridades de CONABIP de excluir masivamente a bibliotecas populares bonaerenses del programa Libro %, de cara al comienzo de la próxima Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Una medida preocupante que se suma a la ya disminución de los fondos destinados a la subvención de la compra de libros», advertía el Instituto Cultural a través de un comunicado.

El mismo Instituto Cultural explicaba la importancia de este programa para las bibliotecas populares ya que, gracias a este programa «una vez por año, las bibliotecas populares de todo el país llevan nuevos libros, voces, narrativas e historias a sus comunidades El programa está destinado a ampliar las decisiones autónomas de las bibliotecas y su vínculo con los intereses de su comunidad, Implica el diálogo con sus lectores y la apertura democrática a las decisiones colectivas».

Y expresaban su descontento con la unilateralidad en la toma de esta decisión: «Esta lamentable situación depende completamente del criterio circunstancial de las autoridades de la CONABIP. Las bibliotecas no fueron informadas previamente de los cambios en la inscripción al programa».

Al mismo tiempo, solicitaban a la CONABIP que diera un paso atrás en su decisión «Llamamos a la reconsideración, por parte de CONABIP, de estos criterios, para permitir el necesario despliegue de la labor de las bibliotecas y la ampliación de sus catálogos. El esfuerzo de los miles de voluntarios que a lo largo y a lo ancho del país abren una oportunidad a la cultura, hasta en el rincón más alejado, debería ser reconocido por el Estado, nunca castigado».

Deja una respuesta