Seleccionar página

El escritor austriaco Heinz Janisch y el ilustrador canadiense Sydney Smith, Premios Hans Christian Andersen 2024

El escritor austriaco Heinz Janisch y el ilustrador canadiense Sydney Smith, Premios Hans Christian Andersen 2024

El escritor austriaco Heinz Janisch ha ganado el Premio Hans Christian Andersen, el galardón más importante de la literatura infantil en el mundo. El anuncio se hizo durante una mesa redonda celebrada en la primera jornada de la Feria del Libro Infantil de Bolonia, ayer, lunes 8 de abril. En ilustración el galardón ha recaído en el canadiense Sydney Smith. En esta última categoría estaban nominadas como finalistas la española Elena Odriozola y la chilena Paloma Valdivia

Convocado por el International Board on Books for Young People (IBBY), el premio reconoce los logros de toda una vida y se concede a un autor e ilustrador cuyas obras hayan supuesto una contribución importante y duradera a la literatura infantil. El premio se concede con una frecuencia bienal.

Según el jurado, Janisch es un maestro de las historias cortas que dejan espacio a la imaginación de los lectores. «Aunque muchas de sus obras son humorísticas, a veces incluso absurdas, tiene un elemento filosófico en su escritura que a menudo hace que sus libros sean profundos. Sus textos sencillos tienen sentido, y el dicho ‘menos es más’ puede aplicarse al autor ganador de 2024». El jurado también destacó que la escritura de Janisch es universal y atrae a niños y jóvenes de todo el mundo. «Además, su contribución a la literatura es enorme, no sólo a través de sus escritos, sino también de sus numerosas lecturas y talleres literarios y de escritura creativa para niños y adultos, incluidos los talleres creativos para jóvenes artistas con discapacidades».

Los criterios utilizados para evaluar las candidaturas incluyen la calidad estética y literaria, así como la frescura e innovación de la obra de cada candidato; la capacidad de ver el punto de vista del niño y estimular su curiosidad; la auténtica diversidad de expresión; y, la continua relevancia de las obras para niños y jóvenes.

En la categoría de Ilustración, que contaba con la española Elena Odriozola y con la chilena Paloma Valdivia entre los finalistas, el ganador ha sido el canadiense Sydney Smith. Reconociendo a Smith como «artista universal», el jurado señaló que su obra es como «una narración visual o unas breves memorias musicales. Utiliza técnicas aparentemente sencillas para contar historias y sus personajes, modestos pero auténticos, son simpáticos y amables. Utiliza el color para introducir la naturaleza, los olores y el drama en cada libro».

El premio Hans Christian Andersen en la categoría de ilustración nunca ha sido ganado por una ilustradora o ilustrador proveniente de países hispanohablantes. Sin embargo, en anteriores ediciones, en la categoría de escritores este ha sido ganado por el español José María Sánchez Silva (1968); y por la argentina María Teresa Andruetto (2012).

Deja una respuesta