Seleccionar página

Editores y libreros piden a la UE que condene la censura húngara

Editores y libreros piden a la UE que condene la censura húngara

La Asociación Internacional de Editores (IPA), la Federación de Editores Europeos (FEP) y la Federación Europea e Internacional de Libreros (EIBF) se han unido a los editores húngaros para criticar al gobierno de Viktor Orban por su nueva prohibición de contenidos escolares relativos a la homosexualidad y a la transexualidad.

La declaración de solidaridad de los tres organismos, emitida el pasado lunes 21 de junio se suma a la postura adoptada por la Asociación de Editores y Libreros de Hungría un día después de la aprobación de la medida la semana pasada en Budapest.

Las organizaciones internacionales de editores y libreros afirman que «el nuevo proyecto de ley, originalmente destinado a abordar la pedofilia fue adoptado con enmiendas tardías que prohíben la difusión en la escuela de contenidos que se considere que promueven la homosexualidad o la transexualidad». Y añaden que «la ley confunde de hecho las cuestiones LGBTQ con la pedofilia, afectando a los libros del plan de estudios nacional y representando una mayor erosión de la libertad de publicación en Hungría».

Kristenn Einarsson, presidente del Comité de Libertad de Publicación de la IPA ha expresado que «la IPA apoya plenamente la declaración de los editores húngaros. El abanico de obras que podrían verse afectadas por estas enmiendas discriminatorias y poco meditadas representa un quién es quién de los grandes de la literatura internacional y húngara. Instamos al gobierno húngaro a que recapacite».

Ricardo Levi, vicepresidente de la Federación de Editores Europeos manifestó que «la Federación de Editores Europeos pide a la Comisión y a los Ministros de Asuntos Exteriores reunidos el 22 de junio que defiendan los derechos fundamentales como valores clave en Europa. Ese día, celebrando una audiencia sobre los «valores de la Unión en Hungría» deben garantizar que la libertad de expresión siga estando en el centro del modelo europeo».

Fabian Paagman, copresidente de la EIBF, completaba la declaración sosteniendo que «la Federación Europea e Internacional de Libreros (EIBF) está al lado del sector de la venta de libros y de la edición en Hungría y pide una respuesta europea decisiva sobre el ataque a la libertad de expresión en el país. La censura de los libros y de la palabra escrita no debería tener cabida en ninguna democracia moderna». ¡Conoce la declaración completa y el comunicado de los editores!

Deja una respuesta