Seleccionar página

Con críticas a Milei se inauguró ayer la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

Con críticas a Milei se inauguró ayer la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

El presidente de la Fundación El Libro, Alejandro Vaccaro, inauguró ayer jueves, 25 de abril, la 48 edición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, a la que se refirió como «faro cultural en medio de la oscuridad», en referencia a los recortes realizados por el Gobierno de Argentina, especialmente en materias referentes a la cultura. «Concurrir a la feria, este año, representa un acto de rebeldía y de resistencia», agregó Vaccaro.

Tras pronosticar, como hacen todos los informes y análisis, que este año la producción de libros será «paupérrima», Vaccaro expresó que «las medidas económicas que se toman desde las más altas esferas del gobierno nos arrastran sin compasión a un mundo lejano, muy lejano, al paraíso que imaginaba Borges». Además dijo que «como nunca, este espacio plural, activo, será el eje central alrededor del cual girará el repudio de todas las fuerzas culturales a las políticas devastadoras que propone este gobierno». Y, enfatizando en esa crítica, Vaccaro se acordó de todo el sector cultural argentino «No al cierre del Fondo Nacional de las Artes, no al cierre del Instituto Nacional del Teatro, no al desguace del Instituto Nacional de Cine».

Liliana Heker, destaca la lectura como herramienta de libertad

Las palabras de Vaccaro eran respaldadas en el discurso inaugural a cargo de la escritora argentina Liliana Heker que hizo un llamado a revalorizar el libro y la lectura como herramientas esenciales para el desarrollo cultural y la democracia, «creo que el libro adquiere una significación muy especial en estos momentos».

Heker, aprovechó su discurso para poner de relieve la importancia de la lectura «no vamos a resignarnos al silencio, de eso no me cabe duda. Pero lo que quiero reivindicar hoy es una actividad aún más hermosa y democrática que la creación: quiero reivindicar la lectura». Y continuó destacando la importancia de «saber leer», más en una sociedad como la actual y, también, «de tener la capacidad de leer señales, descifrar gestos, desentrañar intenciones no evidentes, investigar datos; quien sabe leer es capaz de interpretar la realidad más allá de su apariencia más visible, o de la figura que le quieren imponer, o aun de la imagen que él mismo querría que tuviera», frase que sirvió de preludio a las críticas al actual gobierno de Milei.
«Y acá voy acercándome a una cuestión que me importa indagar: por qué esta intención manifiesta, por parte del gobierno, de menoscabar o suprimir toda institución o medio de comunicación que favorezca o divulgue el conocimiento, el desarrollo científico, la creación artística y la formación universitaria. Un intento de explicación que circuló cuando empezó a conocerse parte de estas medidas fue que habrían sido propuestas como una forma de distracción; para que pasaran a segundo plano otras medidas más pesadas, como podría ser la venta de nuestras riquezas naturales y empresas estatales, o la destrucción de la industria nacional y de las pymes en favor de los grandes monopolios. Sin duda una explicación tan ingenua solo podía estar provocada por la perplejidad inicial. O tal vez fue una manera de eludir toda asociación con la frase tan temible que se le atribuye a Joseph Goebbels: “Cuando escucho la palabra ‘cultura’ desenfundo la pistola», expresó la escritora argentina.
Y añadió: «En cuanto al argumento que se utilizó desde distintas áreas del gobierno de que estas instituciones y medios culturales se llevaban los recursos que deberían estar destinados a los niños hambrientos, me pareció por lo menos sospechoso. Por dos motivos. El primero: con solo explorar mínimamente el modo en que se financia buena parte de estas instituciones se podría advertir que eliminarlas no va siquiera a atenuar el problema del hambre. El segundo porque, de acuerdo a las políticas que se están llevando a cabo, el hambre en sectores cada vez amplios de nuestra sociedad no parece ser una cuestión de interés para el gobierno».
Y Heker, con la dureza que caracterizó a todo su discurso, mostró un hilo de esperanza «pese al empeño gubernamental no se ha podido conseguir, hasta el momento, una nueva y completa generación de ignorantes» y desenmascaraba esas intenciones « lo que se intenta, decía, es negarles a estos jóvenes, negarnos a los argentinos, la libertad de elegir. Que estemos desinformados, que nos adormezcamos bajo el arrullo de invectivas, anuncios inconsistentes, insultos a mansalva y “verdades sagradas” que no admiten réplica».

Finalmente, Heker convocó a la acción y la solidaridad, subrayando la importancia de preservar la cultura y el conocimiento como ejes vertebradores de una sociedad más justa y equitativa. «Tenemos que luchar para que el capital humano se multiplique», señaló, resaltando el potencial transformador de la educación y la cultura.

Jorge Macri, Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, anuncia medidas para promover la cultura

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri, aprovechó la oportunidad que le brindaba la inauguración de la Feria para colocarse en el lado opuesto del Gobierno de Milei en sus políticas culturales y educativas, anunciando una serie de medidas para la promoción de estas. Entre las iniciativas destacan el refuerzo del patrimonio bibliográfico de la ciudad con más de 10.000 nuevos volúmenes, la duplicación de las bibliotecas que ofrecen apoyo escolar, la creación de un mapa detallado de librerías y bibliotecas, y servicios especializados de envío de libros a domicilio para personas mayores o con movilidad reducida. Además, se presentaron programas para incentivar la lectura entre los escolares y fomentar la producción de cine internacional en Buenos Aires, consolidando a la ciudad como un destacado set de filmación y atractivo turístico global.

La Feria Internacional de Libro de Buenos Aires, que se celebra en el predio de la Sociedad Rural de la capital argentina del 25 de abril al 13 de mayo, no recibe, por primera vez en su historia, apoyo por parte del Gobierno central.

En esta edición, Lisboa, la capital de Portugal, será la ciudad invitada de honor, habrá una celebración especial por los 60 años de Mafalda, el personaje de historieta del dibujante Quino, y por los 110 años del nacimiento del escritor Julio Cortázar, entre otras actividades. Además, en respuesta a la crisis, la Feria intensifica su labor de promoción del libro y la lectura. Este año se presenta por primera vez «La Palabra Indígena. Diálogo con Escritoras y Escritores Originarios», poniendo en valor la literatura de pueblos originarios y destacando la riqueza cultural que estos aportan al acervo literario universal.

Deja una respuesta